Asociación Científica de Medicina Integrativa

Estatutos


Capítulo I. La denominación, los fines y el domicilio

Artículo 1

Con la denominación Asociación Científica de Medicina Integrativa (ACMI) se constituye esta entidad, que regula sus actividades de acuerdo con lo que establece la Ley 4/2008, de 24 de abril, del libro tercero del Código Civil de Cataluña, relativo a las personas jurídicas; la Ley orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del derecho de asociación así como sus normas complementarias, con capacidad jurídica y plena capacidad para obrar, quedando excluido todo ánimo de lucro.

Artículo 2

La finalidad de la ACMI es la promoción de la investigación clínica en el campo de las terapias complementarias y alternativas. La asociación tiene como a objetivos generales la promoción, investigación y difusión de conocimientos sobre Medicina integrativa[1] como marco científico para la comprensión y el desarrollo de las llamadas Medicinas Complementarias y Alternativas (MCA) y el papel que estos pueden tener en el mantenimiento y recuperación de la salud[2]. Los conocimientos derivados de la labor investigadora de la asociación serán siempre públicos.

Los objetivos de la asociación se concretan en las siguientes acciones:

  1. El desarrollo de sistemas y materiales de apoyo que ayuden al asociado a aportar datos relevantes sobre las MCA así como la gestión y publicación de los datos estadísticos que se obtengan.
  2. La cooperación activa con los Servicios de Salud con la finalidad de obtener una legislación adecuada para las MCA y para hacer que las iniciativas, inquietudes y consultas del colectivo sean conocidas por los organismos competentes reguladores.
  3. La participación en todos aquellos organismos públicos específicos donde exista un interés por regular las MCA.
  4. La promoción de la cooperación con todos aquellos organismos públicos o privados que favorezcan un desarrollo armonioso de la Medicina Integrativa.
  5. La organización de todo tipo de actividades en beneficio de los socios/as y beneficiarios de la asociación, como la organización de conferencias, congresos, charlas, talleres, mesas redondas, encuentros, etc.
  6. La participación en todo tipo de actividades y plataformas divulgativas como congresos, reuniones y publicaciones relacionadas.
  7. El cumplimiento, en general, de cualquier función necesaria para la consecución de los objetivos expresados en estos estatutos que permita la legislación.

Artículo 3

El domicilio de la asociación se establece en Barcelona, y concretamente en la Calle Concili de Trento 135. 1o 2a.

Las funciones de esta asociación se ejercen mayoritariamente en Cataluña.

La Asamblea General o la Junta Directiva podrán crear delegaciones y representaciones de la asociación si se considera oportuno.

Capítulo II. Los miembros de la asociación, sus derechos y sus obligaciones.  

Artículo 4

Pueden formar parte de la asociación todas las persones físicas y jurídicas que, de manera libre y voluntaria, tengan interés en las sus finalidades y cumplan los requisitos establecidos en los estatutos.

Las solicitudes de afiliación se han de presentar por escrito con la documentación exigida al secretariado (donde decida la Junta Directiva). Entonces se procederá a solicitar el pago y se decidirá quien de la Junta Directiva será el responsable de comprobar que se cumplen los requisitos y posteriormente se tomará una decisión sobre la petición. Hasta que no es someta a la aprobación de la Asamblea General, la condición de socio/a se considerará provisional.

La asociación puede afiliarse, si la Asamblea General así lo decide, a una federación, confederación o cualquier otro organismo.

Artículo 5

Requisitos para las personas físicas:

  1. El aspirante ha de tener capacidad de obrar.
  2. El aspirante ha de ser mayor de edad.
  3. El aspirante ha de estar avalado mediante carta de recomanación firmada por dos socios/as de la ACMI.
  4. El aspirante ha de tener un perfil profesional que lo capacite para a contribuir al desarrollo de la tarea de la ACMI:
    1. Graduados/as de medicina, enfermería, fisioterapia o psicología.
    2. Investigadores/as de ciencias acreditados (biología, química, farmacia, etc.)
    3. Profesionales de las terapias naturales con formación acreditada de un centre de prestigio.
  5. El aspirante ha de estar al día con todos los requisitos legales y administrativos que comporte su ejercicio profesional.

Requisitos para las persones jurídicas (privadas y públicas):

  1. La solicitud de ingreso ha de ser acordada por el órgano competente.
  2. Las normas por las cuales se regula la persona jurídica en cuestión no han de excluir la posibilidad de formar parte de una asociación.
  3. La persona jurídica ha de estar representada por una persona que ha de cumplir con los requisitos exigidos a las persones físicas.

La condición de socio/a ha de ser congruente con la denominación y las finalidades de la asociación.

En el caso de que una solicitud de afiliación sea rechazada por la Junta Directiva, el interesado puede presentar una apelación ante la Asamblea General durante los 15 días siguientes a la notificación de la denegación. La Asamblea General tendrá que tomar una decisión sobre el caso en la siguiente reunión Ordinaria o Extraordinaria.

Artículo 6

Son derechos de los miembros de la asociación:

  1. Asistir con voz y voto a las reuniones de la Asamblea General.
  2. Elegir o ser elegidos para los puestos de representación o para a ejercer cargos directivos.
  3. Ejercer la representación que se les confiera en cada caso.
  4. Intervenir en el gobierno y las gestiones, en los servicios y las actividades de la asociación, de acuerdo con las normas legales y estatutarias.
  5. Exponer a la Asamblea y a la Junta Directiva todo lo que consideren que pueda contribuir a hacer más plena la vida de la asociación y más eficaz la realización de los objetivos sociales básicos.
  6. Solicitar y obtener explicaciones sobre la administración y la gestión de la Junta Directiva o de los mandatarios/as de la asociación.
  7. Ser escuchados previamente a la adopción de medidas disciplinarias.
  8. Recibir información sobre las actividades de la asociación.
  9. Hacer uso de los servicios comunes que la asociación establezca o enga a su disposición.
  10. Formar parte de los grupos de trabajo.
  11. Poseer un ejemplar de los estatutos.
  12. Consultar los libros de la asociación.

Artículo 7

Son deberes de los miembros de la asociación:

  1. Comprometerse con las finalidades de la asociación y participar activamente para alcanzarlas.
  2. Contribuir al sostenimiento de la asociación con el pago de cuotas, derramas y otras aportaciones fijadas por el Reglamento de Régimen Interno i aprobadas de acuerdo con los estatutos.
  3. Cumplir el resto de obligaciones que resulten de las disposiciones estatutarias.
  4. Acatar y cumplir los acuerdos validamente adoptados por los órganos de gobierno de la asociación.
  5. Colaborar en la labor investigadora de la asociación y recibir la formación necesaria para a poder-lo hacer.

Artículo 8

Son motivo para ser dado de baja de la asociación:

  1. Que lo decida la persona interesada, que ha de comunicar por escrito su decisión a la Junta Directiva.
  2. No satisfacer las cuotas fijadas.
  3. No cumplir las obligaciones estatutarias.

En ningún caso la baja eximirá a la persona de cumplir con las obligaciones pendientes contraídas con la asociación.

Capítulo III. La Asamblea General

Artículo 9

La Asamblea General es el órgano soberano de la asociación, sus miembros la componen por derecho propio e irrenunciable.

Los miembros de la asociación, reunidos en Asamblea General legalmente constituida, deciden por mayoría los asuntos que son competencia de la Asamblea.

Todos los miembros quedan sujetos a los acuerdos de la Asamblea General, incluyendo los ausentes, los que discrepan y los presentes que se hayan abstenido de votar.

Artículo 10

La Asamblea General tiene las facultades siguientes:

  1. Modificar los estatutos.
  2. Elegir los miembros del órgano de gobierno y controlar su actividad.
  3. Aprobar el presupuesto anual y la liquidación de cuentas anual, como también adoptar los acuerdos para a la fijación de la forma y el importe de la contribución al sostenimento de la asociación y aprobar la gestión hecha por el órgano de gobierno.
  4. Acordar la disolución de la asociación.
  5. Incorporarse a otras uniones de asociaciones o separarse de ellas.
  6. Solicitar la declaración de utilidad pública.
  7. Aprobar el reglamento de régimen interno.
  8. Acordar la baja o la separación definitiva, con un expediente previo, de los socios/as.
  9. Conocer las solicitudes presentadas para ser socio/a, y también las altas y las bajes de socios/as por una razón distinta de la separación definitiva.
  10. Comprobar que se cumplen los propósitos de la asociación establecidos en los estatutos.
  11. Resolver cualquier otra cuestión que no esté directamente atribuida a otro órgano de la asociación.

La relación de las facultades que es hacen en este artículo tiene un carácter meramente enunciativo y no limita las atribuciones de la Asamblea General.

Artículo 11

La Asamblea General se reúne en sesión Ordinaria (Asamblea General Ordinaria) como a mínimo una vez  al año, dentro de los días comprendidos entre el 1 de enero y el 31 de marzo.

El órgano de gobierno puede convocar una Asamblea General Extraordinaria siempre que lo considere conveniente y cuando lo solicite un 10% de los socios/as; en ese caso, la Asamblea ha de tener lugar dentro de un plazo de treinta días a contar de la solicitud.

Artículo 12

La Asamblea es convocada por el órgano de gobierno mediante una convocatoria que ha de contener, como a mínimo, el ordren del día, el lugar, la fecha y la hora de la reunión.

La convocatoria se ha de comunicar al menos quince días antes de la fecha de la reunión, individualmente y mediante un escrito dirigido al domicilio que conste en la relación actualizada de socios/as que ha de tener la asociación o bien mediante otro método acordado en Asamblea.

El orden del día incluirá todas las cuestiones que surjan de los grupos de trabajo siempre que éstas hayan sido comunicadas a la Junta Directiva con siete días de antelación al día de la reunión. La Asamblea únicamente puede adoptar acuerdos respecto a los puntos incluidos en el orden del día.

La Asamblea General se constituye validamente sea quien sea el nombre de personas asociadas presentes o representadas.

Las reuniones de la Asamblea General, las preside el presidente/a de la asociación. Si no está, la han de sustituir, sucesivamente, el vicepresidente/a primero, el vicepresidente/a segundo, o el vocal de más antigüedad de la Junta. Ha de actuar como secretario/a quién ocupe el cargo a la Junta Directiva.

Las actas de cada reunión han de reflejar fielmente las persones asistentes, todas las cuestiones que surjan en la reunión, las intervenciones efectuadas y las decisiones adoptadas así como los resultados numéricos de las votaciones, sota la supervisión del secretario/a, que las signará juntamente con el presidente/a.

Al principio de cada reunión de la Asamblea General, se lee el acta de la sesión anterior para que se apruebe o se enmiende. Cinco días antes, el acta y cualquier otra documentación ha de estar a disposición de los socios/as en el local social o bien mediante el método acordado por Asamblea.

Artículo 13

En las reuniones de la Asamblea General, corresponde un voto para cada miembro de la asociación.

Los acuerdos se toman por mayoría simple de votos de los socios/as presentes o representados.

Se requiere una mayoría cualificada de los asociados presentes o representados (los votos afirmativos superan la mitad de los emitidos) para a adoptar acuerdos sobre las siguientes acciones:

  1. La modificación de los estatutos.
  2. La disolución de la asociación.
  3. La constitución de una federación con asociaciones similares o la integración en una de ya existente.
  4. La disposición o alienación de aquellos bienes de la asociación que el Reglamento de Régimen Interno especifique que, por su naturaleza o su valor, han de someterse a la Asamblea.

La votación se realiza por votación secreta cuando la presidencia así lo decide, cuando un tercio de los presentes lo solicite o cuando se deban decidir los miembros de órganos de gobierno de la asociación.

Cuan hay un mismo número de votos afirmativos y negativos, la presidencia tendrá voto de cualidad.

Capítulo IV. La Junta Directiva

Artículo 14

La Junta Directiva rige, administra y representa la asociación. Componen este órgano un mínimo de tres y un máximo de seis representantes, que incluyen la presidencia, las vicepresidencias, la secretaría, la tesorería y los vocales. Los cargos han de ser ejercidos por personas diferentes.

La elección de los miembros de la Junta Directiva se hace por voto libre, directo y secreto por los miembros de la Asamblea General, constituida para esta finalidad en concreto. Las personas elegidas entran en funciones después de haber aceptado el cargo.

Todos los miembros de la Junta Directiva tendrán que ser miembros de la asociación.

El nombramiento y el cese de los cargos se han de comunicar al Registre de Asociaciones mediante un certificado, emitido por el secretario/a saliente con el visto bueno del presidente/a saliente, que ha de incluir también la aceptación del nuevo presidente/a y del nuevo secretario/a.

Artículo 15

Los miembros de la Junta Directiva, ejercen el cargo gratuitamente.

Los miembros de la Junta Directiva ejercen el cargo durante un período de 5 años, sin perjuicio de que puedan ser reelegidos indefinidamente.

Las candidaturas para los cargos de la Junta Directiva son abiertas i se establecen por mayoría simple de los socios presentes o representados a la Asamblea. El Reglamento de Régimen Interno preverá los procedimientos de este proceso electoral.

Las candidaturas que se presenten formalmente tienen derecho a una copia de la lista de los socios/as i de sus domicilios i direcciones de correo electrónico, siempre que los asociados lo autoricen expresamente.

Artículo 16

Las vacantes que se producen en la Junta Directiva se han de cubrir en la primera reunión de la Asamblea General que tenga lugar y su duración seré la que quedaba hasta la finalización del plazo de 5 años. Mientras tanto, un miembro de la asociación puede ocupar provisionalmente el cargo vacante.

El cese de los cargos puede producirse por:

  1. Finalización del plazo reglamentario de 5 años.
  2. Renuncia voluntaria presentada de la forma adecuada, por ejemplo, mediante el envío a la dirección de la asociación de una carta certificada con justificante de recepción.
  3. Perdida, voluntaria o involuntaria, de la condición de socio.
  4. Ejercer los derechos correspondientes a su posición de forma correcta. Esto tendrá que ser decidido por la Asamblea General, después de ser propuesto por la Junta Directiva.
  5. Incumplimiento de los deberes o funciones o grave deslealtad a los intereses de la asociación. Esto deberá ser decidido por la Asamblea General, después de ser propuesto por la Junta Directiva.

En un plazo máximo de tres meses, la Junta Directiva tendrá que convocar una reunión de la Asamblea General para llenar les plazas vacantes, con una duración equivalente a la que quedaba hasta la finalización del plazo de 5 años.

Artículo 17

La Junta Directiva tiene las facultades siguientes:

  1. Representar, dirigir y administrar la asociación de la manera más amplia que reconozca la Ley y cumplir las decisiones tomadas por la Asamblea General, de acuerdo con las normas, instrucciones y directrices que esta Asamblea establezca.
  2. Tomar los acuerdos que haga falta en relación con la comparecencia ante los organismos públicos y para ejercer todo tipo de acciones legales y interponer los recursos pertinentes.
  3. Proponer a la Asamblea General la defensa de los intereses de la asociación.
  4. Proponer a la Asamblea General la defensa del establecimiento de las cuotas que los miembros de la asociación han de satisfacer.
  5. Convocar la Asamblea General y controlar que se cumplan los acuerdos que se adopten en ella.
  6. Presentar el balance y el estado de cuentas de cada ejercicio a la Asamblea General para que los apruebe, así como confeccionar los presupuestos del ejercicio siguiente.
  7. Contratar los empleados que la asociación pueda requerir.
  8. Inspeccionar la contabilidad y preocuparse de que los servicios funcionen con normalidad.
  9. Establecer grupos de trabajo para conseguir de la manera más eficiente y eficaz los fines de la asociación, así como autorizar los hechos que estos grupos proyecten llevar a cabo.
  10. Nombrar los vocales de la Junta Directiva que se deban encargar de cada grupo de trabajo, a propuesta de los mismo grupos.
  11. Llevar a cabo las gestiones necesarias ante organismos públicos, entidades y otras personas, para conseguir subvenciones, ayudas, financiación y recursos.
  12. Abrir cuentas corrientes y libretas de ahorro en cualquier establecimiento de crédito o ahorro y disponer de los fondos que haya en este depósito. La disposición de los fondos se determina en el artículo 29.
  13. Resolver provisionalmente cualquier caso que no hayan previsto los estatutos y dar cuenta en la primera reunión de la Asamblea General.
  14. Asumir cualquier otra facultad que no esté atribuida de una manera específica a algún otro órgano de gobierno de la asociación o que le haya sido delegado expresamente.

Artículo 18

La Junta Directiva se reunirá en sesión ordinaria con la periodicidad acordada por sus miembros, al menos una vez cada dos meses.

La Junta Directiva se reunirá en sesión extraordinaria cuando la convoque con este carácter el presidente/a o bien si lo solicita alguno de los miembros que la componen.

La Junta Directiva queda constituida válidamente si ha sido convocada con antelación y hay un quórum de más de la mitad de sus miembros.

Los miembros de la Junta Directiva están obligados a asistir a todas las reuniones que se convoquen, aunque, por causes justificadas, pueden excusarse. La asistencia de la presidencia o de la secretaría o en su defecto, de sus sustitutos, es necesaria siempre.

Artículo 19

Los acuerdos de la Junta Directiva se han de hacer constar en el libro de actas y han de ser firmados por el secretariado y la presidencia. Al iniciarse cada reunión de la Junta Directiva, se ha de leer el acta de la sesión anterior para que se apruebe o se rectifique, si es procedente.

Las decisiones tomadas por la Junta Directiva, para a ser válidas, deberán ser aceptadas por una mayoría de votos. Como en el cas de la asamblea, cuando haya un empate, el presidente/a tendrá voto de calidad.

Artículo 20

La Junta Directiva puede delegar alguna de sus facultades en una o diversas comisiones o grupos de trabajo si cuenta, para hacerlo, con el voto favorable de la mayoría de sus miembros.

También puede nombrar, con el mismo quórum, uno o unos cuantos mandatarios para a ejercer la función que se les confíe con las facultades que crea oportuno conferirles en cada caso.

Capítulo V. La presidencia y la vicepresidencia

Artículo 21

El presidente/a de la Junta Directiva será el presidente/a de la ACMI y tendrá las siguientes facultades:

  1. Para representar a la ACMI en todos los asuntos y a cualquier nivel i, en particular, para representar la asociación legalmente. La presidencia podrá delegar poderes en otra persona propuesta por la Junta Directiva.
  2. Presidir y dirigir los debates, tanto de la Asamblea General como de la Junta Directiva.
  3. Emitir un voto de calidad decisorio en los casos de empate.
  4. Convocar, suspender y fijar el orden del día de las reuniones de la Asamblea General y de la Junta Directiva.
  5. Visar las actas y los certificados confeccionados por el secretariado de la asociación.
  6. Desarrollar las atribuciones restantes propias del cargo y aquellas para las cuales el deleguen la Asamblea General o la Junta Directiva.
  7. En caso de emergencia, tomar las mejores decisiones posibles para los intereses de la ACMI. Estas decisiones deberán de ser puestas en conocimiento por el órgano de gobierno correspondiente en cuanto sea posible.
  8. En general, para llevar a cabo todas aquellas funciones que contribuyan en la promoción efectiva de la ACMI o de otras funciones que se le hayan delegado.

El presidente/a será asistido por los vicepresidentes/as de la Junta Directiva, que ocupará su lugar cuando el presidente/a está ausente, enfermo o impedido de otro modo para ejercer sus funciones.

El presidente/a es sustituido, en caso de ausencia, por el vicepresidente/a primero, el vicepresidente/a segundo o el vocal de más antigüedad de la Junta, en este orden.

Los vicepresidentes/as ejercerán las funciones delegadas en ellos por el presidente/a con carácter temporal o permanente.

Capítulo VI. la tesorería y la secretaria

Artículo 22

El tesorero/a tiene como función la custodia y el control de los recursos de la asociación, de los cuales se encargará según lo que se haya acordado por los órganos rectores y tiene las siguientes facultades:

  1. Elaborar el presupuesto, el balance y la liquidación de cuentas.
  2. Llevar un libro de caja.
  3. Signar los documentos de ingresos y gastos, los recibos de cuotas y otros documentos de tesorería.
  4. Pagar las facturas aprobadas por la Junta Directiva, las cuales han de ser visados previamente por el presidente/a, e ingresar lo que sobre en depósitos abiertos en establecimientos de crédito o de ahorro.

Artículo 23

El secretario/a de la asociación también será el secretario/a de la Asamblea General y de la Junta Directiva. Él o ella ejercerá las siguientes funciones:

  1. Custodiar la documentación de la asociación
  2. Convocar las reuniones de la Asamblea General y de la Junta Directiva, previa autorización del presidente/a.
  3. Levantar, redactar o supervisar la redacción y signar las actas de las reuniones de la Asamblea General y la Junta Directiva.
  4. Redactar y autorizar los certificados que se deba entregar.
  5. Dirigir el trabajo administrativo de la asociación.
  6. Ayudar a la presidencia en las sus funciones.
  7. Recibir y procesar las solicitudes de nuevos miembros para mantener los archivos y registros de los socios/as.
  8. Asumir todas aquellas funciones que la Junta Directiva o la Asamblea deleguen en él o ella así como las tareas que sean consecuencia de su posición.

Capítulo VII. Las comisiones o grupos de trabajo

Artículo 24

La creación y constitución de cualquier comisión o grupo de trabajo se ha de notificar a la Junta Directiva.

Pueden ser propuestos para cualquier miembro de la asociación y aquellos que quieran formar parte de ellos son quienes han de informar a la Junta Directiva, explicar las actividades que se proponen llevar a cabo y proponer un portavoz que los represente.

La aprobación de la creación de comisiones y grupos de trabajo estará sometida a la aprobación de la Junta Directiva.

La Junta Directiva se ha de preocupar de analizar el desarrollo de las comisiones o grupos de trabajo, los encargados de los cuales le han de presentar una vez al mes un informe detallado de sus actuaciones.

Capítulo VIII. El régimen económico

Artículo 25

Esta asociación no tiene patrimonio fundacional.

Artículo 26

Los recursos económicos de la asociación se nutren de:

  1. Las cuotas que fija la Asamblea General para sus miembros.
  2. La provisión de fondos adicionales que puedan ser acordados por la Asamblea General en caso de circunstancias excepcionales.
  3. Las subvenciones oficiales o particulares.
  4. Las donaciones, las herencias o los legados.
  5. Las rentas del patrimonio mismo o bien de otros ingresos que puedan obtenerse

La asociación tendrá plena autonomía para la administración de sus propios recursos y tendrá una cuenta bancaria a su nombre. La asociación tendrá acceso a sus fondos a través de la firma conjunta del tesorero/a y el presidente/a o vicepresidente/a primero.

Artículo 27

Todos los miembros de la asociación tienen la obligación de sostenerla económicamente, mediante cuotas o derramas, de la manera y en la proporción que determine la Asamblea General a propuesta de la Junta Directiva.

De la administración de los fondos de la asociación podrán tener conocimiento cualquier socio/a que así lo solicite a la presidencia. Además, cada año en la Asamblea General Ordinaria se hará público el estado de las cuentas, los ingresos y gastos de la asociación.

La Asamblea General puede establecer cuotas de ingreso, cuotas periódicas mensuales —que se han de abonar por meses, trimestres o semestres, según lo disponga la Junta Directiva— y cuotas extraordinarias.

Artículo 28

El ejercicio económico coincide con el año natural y queda cerrado el 31 de diciembre.

La Junta Directiva será responsable de la presentación del presupuesto de ingresos y gastos de cada ejercicio a la Asamblea General, para su aprobación.

Artículo 29

En las cuentas corrientes o libretas de ahorro abiertas en establecimientos de crédito o de ahorro, han de figurar les firmas del presidente/a, el tesorero/a i el secretario/a.

Para poder disponer de los fondos, basta con las firmas del tesorero/a i el presidente/a o vicepresidente/a primero.

Capítulo IX. El régimen disciplinario

Artículo 30

El órgano de gobierno puede sancionar las infracciones cometidas por los socios/as.

Estas infracciones es poden cualificar de leves, graves y muy graves, y las sanciones correspondientes pueden ir des de una amonestación hasta la expulsión de la asociación, según lo que establezca el Reglamento de Régimen Interno.

El procedimiento sancionador se inicia de oficio o bien como consecuencia de una denuncia o comunicación. En un plazo de 10 días, la Junta Directiva nombra un instructor, que tramita el expediente sancionador y propone la resolución en un plazo de 15 días, con audiencia previa del presunto infractor. La resolución final, que ha de ser motivada y aprobada por dos terceras partes de los miembros de la Junta Directiva, la adopta este órgano de gobierno también dentro de un plazo de 15 días.

Contra las sanciones por faltas graves y muy graves acordadas por la Junta Directiva, pueden ser recurridas por las personas afectadas, si el Reglamento de Régimen Interno establece el procedimiento para hacerlo, ante la primera Asamblea General que tenga lugar.

Capítulo X. La disolución

Artículo 31

La asociación sólo podrá disolverse por voluntad de sus socios/as, acordada en Asamblea General Extraordinaria de la forma prevista en estos estatutos o mediante resolución judicial firme.

La disolución voluntaria de la asociación deberá de ser acordada por la Asamblea General, con el voto favorable de la mayoría cualificada de los presentes o representados (los votos afirmativos superan la mitad de los emitidos), a propuesta de la Junta Directiva.

Artículo 32

Una vez acordada la disolución, la Asamblea General ha de tomar las medidas oportunas tanto por lo que respecta a la destinación de los bienes y derechos de la asociación, como a la finalidad, la extinción y la liquidación de cualquier operación pendiente.

La Asamblea está facultada para elegir una comisión liquidadora siempre que lo crea necesaria.

Los miembros de la asociación están exentos de responsabilidad personal. Su responsabilidad queda limitada a cumplir las obligaciones que ellos mismos hayan contraído voluntariamente.

El remanente neto que resulte de la liquidación se ha de librar directamente a una entidad pública o privada sin afán de lucro decidida por la Asamblea General

Las funciones de liquidación y de ejecución de los acuerdos a que hacen referencia los apartados anteriores de este mismo Artículo son competencia de la Junta Directiva, que tendrá que formar una comisión con al menos 3 miembros.


[1] Definimos la Medicina Integrativa como aquella visión de la medicina que, en sus intervenciones prácticas, incorpora de forma sistemática el cociente entre la eficacia y la seguridad de sus actuaciones evaluadas según la evidencia científica y que está abierta a la incorporación de cualquier tipo de práctica terapéutica que contribuya a la salud siempre que haya estado convenientemente validada por el método científico.

[2] Entendemos por salud la definición dada por la OMS: “La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de afecciones o enfermedades” (la cita procede del Preámbulo de la Constitución de la Organización Mundial de la Salud, que fue adoptada por la Conferencia Sanitaria Internacional celebrada a Nueva York del 19 de junio al 22 de julio de 1946, firmada por los representantes de 61 Estados (Official Records of the World Health Organization, nº2, p.100) y que entró en vigor el 7 de abril de 1948. La definición no ha sido modificada des de 1948.